jueves, 10 de noviembre de 2011

ANDY GARCÍA


Andrés Arturo García Menéndez (Regla, La Habana; 12 de abril de 1956) es un actor de cine cubano-estadounidense.

En 1961 (a los cinco años de edad) su familia se mudó a Miami, Florida, donde trabajaron en lo que pudieron para sobrevivir. Tras varios años, la familia consiguió fundar una compañía de perfumes bastante importante en la industria de la época. García cursó sus estudios secundarios en el instituto de Miami Beach, donde estudió también el actor Mickey Rourke. García jugaba en el equipo de baloncesto de Miami Beach High School. Durante su último año en el instituto, se puso gravemente enfermo, lo que le indujo de alguna manera a pensar en el cine como carrera.

Andy comenzó a actuar en la Universidad Internacional de Florida, y poco después partió hacia Hollywood. Comenzó su carrera con papeles realmente breves e insignificantes, y cuando no tenía trabajo en la industria del cine se dedicaba a escribir en una chabola. Tomó la alternativa como miembro de una banda en el primer episodio de la famosa serie estadounidense Hill Street Blues. En 1986 tuvo un papel en la película Ocho millones de maneras de morir que atrajo la atención del director Brian de Palma que le brindó la oportunidad de participar en Los intocables de Eliot Ness, película que fue el pistoletazo de salida de la carrera de Andy García. En 1989 Francis Ford Coppola comenzaba a buscar actores para El Padrino III. El personaje de Vincent Mancini Corleone, el hijo de Sonny Corleone, era un papel jugoso que muchos actores codiciaban, que finalmente recayó sobre García. Dicha actuación le valió al cubanoestadounidense una nominación al Óscar al mejor actor secundario, lo cual convirtió a García en una estrella mundialmente conocida.
En los años siguientes, Andy García hizo toda clase de papeles, en cada uno de los cuales dejó la huella característica de su talento. También apareció en muchos telefilms, aunque ha demostrado que elige sus papeles más por su carrera que por el dinero, ganándose el respeto de directores, productores, colegas y la simpatía de su público.
Andy García siempre ha estado orgulloso de su herencia cubana. Lo muestra en su primera película como actor y director titulada La ciudad perdida (The Lost City) (2005) y que junto a él protagonizan Dustin Hoffman y Bill Murray.
El actor ha sido siempre muy reservado en cuanto a su vida privada. En 1982 se casó con María Victoria Lorido con quien tuvo cuatro hijos.
En 2008 estrena The Air I Breathe, junto con Sarah Michelle Gellar, Brendan Fraser y Kevin Bacon.
En 2009 colaboró en dos de las canciones del nuevo disco de Lucrecia Pérez Sáez, titulado "Álbum de Cuba".

No hay comentarios:

Publicar un comentario