martes, 13 de diciembre de 2011

BEN GAZZARA



Ben Gazzara (Nueva York, 28 de agosto de 1930-3 de Febrero 2012) fue un actor estadounidense de cine y televisión.
Nacido en el seno de una familia de padres italianos (Antonio Gazzara y Angela Consumano), Gazzara creció en el Lower East Side de Manhattan y estudió en el Stuyvesant High School. Allí es donde inició sus primeros pasos, apuntándose en una compañía de teatro. A pesar de su evidente talento, Gazzara fue al City College de New York para cursar la carrera de ingeniería eléctrica, aunque después de dos años lo dejaría para entrar a estudiar en el Actor's Studio.
En la década de los 50, trabajaría en producciones teatrales de Broadway, una de las más destacables, la obra de Tennessee Williams La gata sobre el tejado de zinc, dirigida por Elia Kazan. A pesar de ello, perdió la posibilidad de debutar en el cine con este papel ya que caería en manos de Paul Newman. Su primer papel en el cine llegaría con la película de 1957, The Strange One.
Pero el papel por el que Gazzara saltaría a la fama sería con el del teniente Frederick Manion en la obra de Otto Preminger Anatomía de un asesinato. A ésta seguirían Vivir es lo que importa (1961), A Rage to Live (1965), El puente de Remagen (1969), Capone (1975), El viaje de los malditos (1976), ¿Quien mato a J.F. Kennedy? (1977) o High Velocity (1977).
De todas maneras, sus intervenciones más notables son las que estaban relacionadas con su amigo y director John Cassavetes en la década de los 70. Gazzara colaboraría por primera vez con este director en el film de Cassavetes Maridos (1970) donde aparecía junto a Peter Falk y el propio Cassavetes. La colaboración se alargaría para El asesinato de un corredor de apuestas chino en la que Gazzara tendría el papel principal como el propietario de un lugar de strip tease, Cosmo Vitelli. Y un año después, Gazzara protagonizaría una tercera ocasión a las órdenes de Casavettes con Noche de estreno, en la que compartiría protagonismo junto a la esposa del director Gena Rowlands.
En la década de los 80, Gazzara se dedicó a trabajos de muy diferente calidad, la mayoría de ellos más bien mediocres. De todas maneras, cabe destacar Saint Jack y Todos rieron de Peter Bogdanovich y la criticada Diagnóstico fatal: SIDA (1985), en la que vuelve a compartir trabajo con Rowlands.
En los 90, Gazzara aparece en 38 películas y otras tantas producciones televisivas. Entre ellas, destacan El gran Lebowski (1998) con los hermanos Coen o El secreto de Thomas Crown de John McTiernan. Una de sus últimas grandes apariciones ha sido la de ciego en el proyecto de Lars von Trier, Dogville.  Falleció en el 2012 a consecuencia de un cáncer de páncreas

No hay comentarios:

Publicar un comentario