domingo, 5 de febrero de 2012

CARLOS GARDEL


Carlos Gardel fue un cantante, compositor y actor de cine naturalizado argentino, considerado el más importante tanguero de la primera mitad del siglo XX. Según algunos investigadores nació en Toulouse, Francia, el 11 de diciembre de 1890, y, según otros, nació en Tacuarembó, Uruguay, el 11 de diciembre de 1887, viviendo desde su infancia en Buenos Aires. Falleció el 24 de junio de 1935 en Medellín, Colombia, en un accidente aéreo. En 2003, a propuesta del gobierno uruguayo,6 la voz de Gardel ha sido registrada por la Unesco en el programa Memoria del Mundo, dedicado a la preservación de documentos patrimoniales. Existen dudas (ver sección Controversias sobre su lugar de nacimiento) sobre si nació en Tacuarembó (Uruguay) o Toulouse (Francia), aunque no hay duda de que vivió en Buenos Aires desde 1893, en un inquilinato de la calle Uruguay 162 y que se nacionalizó argentino en 1923. La tesis francesista argumenta que Carlitos Gardes (Charles Romuald Gardes) estudió en el Colegio Salesiano Pio IX de Buenos Aires donde estuvo pupilo en 1901 y 1902. Allí fue compañero de dormitorio de Ceferino Namuncurá, futuro beato argentino. Pero también hay quienes creen que pudo haber estudiado en Montevideo, pues aparentemente el cantor fue fotografiado en la Escuela de 2do Grado de Varones del barrio Sur de Montevideo.

 Gardel creció en el Abasto, una zona entre los barrios de Almagro y de Balvanera, en Buenos Aires en el que funcionaba el famoso Abasto, mercado central de frutas y verduras. Comenzó a frecuentar teatros generalmente consagrados al género operístico, ejerciendo tareas de utilero o subiendo y bajando telones, de esta manera logró estar en contacto con grandes divos que serían de importancia para su futura formación artística. Así, trabajó como tramoyista en el Teatro de la Victoria, donde escuchó al zarzuelista español Sagi Barba y en 1902 pasó al teatro de la Ópera, donde conoció al barítono italiano Titta Ruffo. Al mismo tiempo cantaba, entre otras, canciones de Andrés Cepeda, Francisco Bianco y José Betinotti. Este último le daría un nuevo apodo que también se haría popular, El Zorzal Criollo, y lo motivaría a cantar en los centros políticos. Si bien no improvisaba guardaba un estilo similar al de los payadores. En 1907 estuvo en el local la fonda de O'Rondeman, en la calle Laprida (hoy Agüero) y Humahuaca, que iba a frecuentar a lo largo de su vida pues en esse lugar vivía la familia Traverso, y uno de sus integrantes llamado Alberto lo quería como a un hijo. En 1923, al morir Alberto, Gardel suspendió la función en que la que se encontraba actuando, en el Teatro Esmeralda, para llorarlo como si hubiese sido su progenitor. En 1910, siendo aún un desconocido para la gran masa, cantó una noche para una tertulia habitual de jockeys y cuidadores de caballos de pura sangre en la confitería La Frazenda, en el Bajo Belgrano, con motivo de haberle apostado a una yegua que ganó la carrera, obteniendo una importante ganancia. En 1936 un tal Laureano Gómez, que estuvo presente aquella noche, relató que Carlos Gardel se presentó como un muchacho bien parecido y discretamente trajeado. Lo presentó a la tertulia un señor Vedoya, dueño de caballeriza en el viejo Hipódromo Nacional. "Este jovencito morocho", manifestó Vedoya, "pone un hondo sentimiento en las tonadas criollas. Da gusto oirlo." El relato de Laureano continua diciendo que los presentes le pedían que siguiese cantando al grito de "Morocho cantate cual", "Morocho cantante tal", "Morocho de aquí" etc. Y, según lo dicho por Laureano, fue de ahí que salió rebautizado como "El Morocho".

 En 1911 celebró un duelo musical con 'El Oriental' José Razzano en la calle Guardia Vieja del barrio del Abasto. En ese duelo no ganó ninguno de los dos: más bien surgió el dúo Gardel-Razzano, que trabajó unido durante quince años. Poco tiempo después Gardel grabaría sus primeros discos, marca Columbia Record, para la Casa Tagini. Calle Carlos Gardel, en el Barrio del Abasto, en Buenos Aires. En la noche del 10 al 11 de diciembre de 1915 recibió un balazo durante un altercado a la salida del Palais de Glace (salón de baile de la época en el barrio de la Recoleta). Esto se debió a que estando en el salón, acompañado por los actores Elías Alippi y Carlos Morganti, un grupo provocó a Alippi. En principio Gardel sale a defender a Alippi, pero luego, para evitar que las cosas pasen a mayores, deciden retirarse. Pero los "niños bien" siguieron al trío por la avenida Alvear y, al llegar a Tagle, a la altura del Armenonville, se trenzaron en una pelea en la que Gardel terminó herido de un balazo en el tórax. El autor del disparo fue Roberto Guevara Lynch, el tío del Che Guevara.

 Hizo su convalecencia en Tacuarembó, en la estancia de Pedro Etchegaray. Allí se reencontró con su amigo del Abasto “Cielito Traverso” hijo del dueño del café O’Rondemán. Traverso se había ido allí debido a que la pena de reclusión que tenía por haber matado en Buenos Aires a un “niño bien” en una pelea, le fue conmutada por la de destierro. “Cielito” había instalado en la zona un salón de baile y juego con Amanda Escayola, sobrina de Carlos Escayola, con la que convivió más de una década. Según Edmundo Guibourg, esto explica el conocimiento que Gardel tuvo con gente que le prestó ayuda para sacar un documento falso en el que aparece como nacido en Tacuarembó, con objeto de hacerse ciudadano argentino: es que para Francia, al no haber cumplido con la guerra del 14, era un desertor. Dos años más tarde fue protagonista del film mudo Flor de Durazno (novela de Hugo Wast). En una actuación de Gardel en Montevideo en 1917, aprovechó el argentino Pascual Contursi para presentarle su letra de Lita, que el cantor interpretó en el teatro Urquiza de esa ciudad y luego en Buenos Aires. El mismo año Roberto Firpo grabó Lita en forma instrumental, en tanto Gardel y José Razzano lo registraban para el sello "Disco Gardel Razzano" (posteriormente, Odeón) con letra acompañado por la guitarra de José Ricardo. Para esta última grabación Gardel medió entre los autores pues Castriota rechazaba la versión con letra que Contursi había titulado Percanta que me amuraste. Propuso -y aceptaron- que llevara el nombre de Mi noche triste y con ese título fue grabado. Las grabaciones las realizaba en un galpón que era utilizado como depósito de películas del sello Pathé, cuyo dueño era el empresario de origen austríaco Mordechai David Glücksman, a quien todos conocían por "Max".

 Gardel le sugirió a su amigo Elías Alippi, que tenía a su cargo la puesta en escena del sainete Los dientes del perro de José González Castillo y Alberto T. Weisbach en la que presentaba en escena un cabaret, que incluyera en la pieza la ejecución de Mi noche triste. Fue así que al estrenarse el sainete el 20 de abril de 1918 en el teatro Esmeralda (llamado luego teatro Maipo) la orquesta de Roberto Firpo acompañó a Manolita Poli, una actriz de 19 años, hija de padres zarzueleros, cantando el tango de Castriota y Contursi. El sainete fue un éxito, y el factor principal del mismo fue la incorporación del tango a la pieza teatral y, en especial, el aplauso que el público brindó a Mi noche triste. Si bien este no fue el primer tango canción, hay consenso en considerar que por la trascendencia que tuvo su estreno marcó el inicio de una nueva etapa del género.

 En 1920 empezó a grabar para el sello Nacional Odeón (hoy EMI), propiedad del mencionado empresario Glücksman, en el edificio Grand Splendid. Hay quienes afirman que en este lugar Glucksmann le enseñó a Gardel como podía hacer para darle más potencia a su voz en las grabaciones: colocándose detrás de una silla y tomándose con las manos del respaldo, de manera de poder expandir su caja torácica. En 1923, ya metido de lleno en el tango, realizó con Razzano y la Compañía Rivera-De Rosas, una gira que lo llevó a Uruguay, Brasil y España, debutando en el Teatro Apolo de Madrid. En septiembre de 1925, luego de 12 años de cantar juntos y debido a una lesión de laringe de Razzano, el dúo decide separarse pasando Razzano a ejercer las funciones empresariales.

 Gardel volvió a realizar giras por Europa, donde actuó en España (1925) y Francia (1928), y en varias películas para la Paramount. Debutó en el cabaret Florida de París, con enorme éxito y grabó varios discos. En 1929 visitó brevemente Italia y el 5 de febrero volvió a Francia, donde actuó en la Opera de París, triunfando de manera rotunda. "Carlos Gardel, el corazón del tango", por el fileteador Martiniano Arce (2006). De regreso en Buenos Aires debutó en el Teatro Empire, para volver a viajar a España donde actuó en el Principal Palace de Barcelona y en el Teatro Avenida de Madrid. Comemzó entonces a grabar los cortometrajes que lo hicieron famoso. Volvió a Francia en 1930 donde filmó para la Paramount francesa la película Luces de Buenos Aires. Tras una breve vuelta por Buenos Aires y Montevideo viajó otra vez a Europa, pero sin sus guitarristas. Realizó giras por la Costa Azul, Italia, Londres, París, Viena, Berlín y Barcelona. Filmó nuevamente para la Paramount francesa "Espérame", "La casa es seria" y "Melodía de arrabal". En estas películas se incorporó como colaborador el poeta y periodista Alfredo Le Pera, con quien Gardel escribió muchos temas (Mi Buenos Aires Querido, Silencio, Volver, El Día Que Me Quieras, etc.). En 1933 regresó a Buenos Aires. Su conjunto de guitarras estaba integrado por Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi, trabajaron en Montevideo y en el interior de la Argentina y del Uruguay. El 16 de enero de 1933 Gardel rescindió la representación de José Razzano. El 20 de octubre nombró apoderado y administrador de sus bienes a Armando Defino. Carlos Gardel junto a las actrices que interpretaron a Peggy, Mary, Betty y Julie, durante la filmación de Rubias de New York, en 1934. Su público nunca más lo volvió a ver: el 7 de noviembre de 1933 se fue un tiempo corto a Barcelona y París, y luego viajó a los Estados Unidos donde debutó en la NBC de Nueva York, el 30 de diciembre. 

En 1934 filmó "Cuesta abajo", "Mi Buenos Aires querido" y "Tango en Broadway", para la Paramount de Nueva York. Volvió por poco tiempo a Francia, a fines de 1934 volvió a actuar en la NBC y a filmar en el musical de la Paramount "Cazadores de estrellas" junto a Bing Crosby, Richard Tauber y Ray Noble entre otros grandes. En 1935 filmó El día que me quieras y Tango Bar, donde cantó sus éxitos más recordados. En abril emprendió su fatídica gira, programada para ir por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao, Colombia, Panamá, Cuba y México, pero el destino impidió que esta se completara. El 24 de junio de 1935 Carlos Gardel, junto con Alfredo Le Pera y algunos de sus músicos, falleció en el choque de dos aeroplanos a punto de despegar sobre la pista del Aeropuerto Las Playas de la ciudad de Medellín, (Colombia) luego llamado aeropuerto Olaya Herrera. Sólo hubo tres sobrevivientes: el Indio Aguilar, guitarrista, el profesor Plaja y Grant Flynt, funcionario de SACO. Gardel se encontraba en lo mejor de su carrera, millones de sus admiradores lo lloraron. Entonces "El Zorzal criollo" se ganó la gloria: popularmente, la gente dice que "Gardel cada día canta mejor". Un verso de su tango Volver se convirtió en un refrán famoso en toda América latina: "Veinte años no es nada". Carlos Gardel está enterrado en el cementerio de la Chacarita de Buenos Aires. Se conservan más de setecientas grabaciones de Gardel. No sólo grabó tangos; también música folclórica, milongas, zambas, rancheras, tonadas, estilos, etc. (treinta géneros en total). Grabó algunos Fox trots, un tango en español e inglés, y también algunas canciones tradicionales en francés e italiano y hasta un tango en guaraní. 

 Aunque fueron varias las mujeres con las que se relacionó Gardel, con ninguna mantuvo una relación duradera. Una de las más conocidas fue Isabel Martínez del Valle, quien intentó casarse con él, pero esto no se concretó, pues por algún motivo los sentimientos del Zorzal criollo cambiaron. Se comentó que una de las causas podría haber sido que la familia de la novia abusó de la generosidad del cantor y él acabó agobiado por la situación. Varias veces Gardel intentó cortar su relación con ella, pero terminaban reconciliándose. Ella nunca reconoció públicamente que su relación con él estuviese rota.

Carlos Gardel y su familia francesa

No hay comentarios:

Publicar un comentario