jueves, 14 de junio de 2012

FERNANDO AYALA


Director, Guionista, Productor de cine

Fernando Ayala (Gualeguay, Argentina, 2 de julio de 1920 – Buenos Aires, Argentina, 11 de septiembre de 1997) fue un director, guionista y productor de cine argentino. Fue uno de los más prestigiosos realizadores y productores de su generación, y fundó junto a Héctor Olivera la productora de cine más famosa del país, Aries Cinematográfica Argentina, de la cual fue presidente desde 1956 hasta 1995. Recibió el Premio Konex en 1981 y de nuevo en 1991. 

 Inicialmente, Ayala se inscribe dentro de la generación renovadora que, desde mediados de los años '50, logra imponerse en el cine argentino frente al populismo predominante de la etapa anterior (Leopoldo Torre Nilsson, Leonardo Favio, etc.), con un cine más social y realista (a veces incluso de denuncia), dejando a un lado la épica (La guerra gaucha, 1942 de Lucas Demare) o el neorrealismo militante (Prisioneros de la tierra, 1939 de Mario Soffici) del mejor cine argentino de antaño. Con sus dos primeros films (Ayer fue primavera y Tallos amargos) sorprende al público de su país. Cine intimista y personal, nada usual en el contexto cinematográfico latino del momento pero, a la vez, no tan diferente en esencia con los cines en alza por aquél entonces (Lima Barreto en Brasil, Luis Buñuel en México, Tomás Gutiérrez Alea en Cuba). La revelación internacional del director se produce con su tercer film, El jefe, donde los valores peronistas y la sociedad en general son diseccionados a la perfección en un tono que se acoge al género negro clásico pero aportando innovación en su tratamiento. Tanto éste, como El candidato (1959), suponen la recuperación de la cinematografía argentina de cara al mercado internacional. Los años '60 son más desconocidos para cinéfilos y público en general ya que, con alguna excepción, su cine no se exporta al extranjero. Tan sólo una co-producción con España se ve en algunos países (María y la otra, 1967). 

En los '70, y considerado como la avanzadilla del cine que irrumpe en la Argentina del momento, estrena Argentino hasta la muerte (1971), con Héctor Alterio liderando una nueva generación de actores, guionistas y directores dispuestos a recomponer el país en medio de los últimos coletazos de la dictadura de Onganía, y a denunciar los excesos socio-políticos de éste, que logra un amplio eco en todo el mundo: un ejemplo insoslayable es La patagonia rebelde, de Héctor Olivera, que logra en 1974 el Oso de Oro en el Festival de cine de Berlín. Más adelante, Ayala se vuelca a un cine más pequeño y basado en las interpretaciones de calidad, sin renunciar a la denuncia social de cada momento: "Desde el abismo" en 1979, Pasajeros de una pesadilla en 1984 o "Dios los cría, su último film, en 1991. La cinefilia y la sórdidez de la propia familia fueron otros de sus temas conocidos en su última etapa, con Plata dulce y El arreglo como claros ejemplos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario