viernes, 24 de agosto de 2012

JACK HAWKINS


Jack Hawkins, CBE (n. el 14 de septiembre de 1910, en Wood Green, Londres - 18 de julio de 1973) fue un actor británico que tuvo gran éxito entre las décadas de 1950 y 1960. 

 Era el menor de cuatro hijos. Su padre era constructor, pero Jack se interesó más en la interpretación que en el negocio familiar de la construcción. Hawkins debuta en Londres a la edad de 12 años en el papel de Elf King, en la obra teatral Where The Rainbow Ends. A los 17 vuelve a actuar en la misma obra, pero en el papel de St. George. A los 18, actúa en Broadway en Journey's End. A los 21, en Londres, hace el papel de un joven amante en Autumn Crocus. En 1927 aparece en la película sonora de Alfred Hitchcock The Lodger. Debido a la Segunda Guerra Mundial, Jack interrumpe su carrera para servir en los "Reales Fusileros de Gales", y con el grado de Coronel, pasa gran parte de su servicio organizando la ENSA en la India y coordinando el entretenimiento de las tropas británicas en dicho país. Al término de la guerra logra reanudar una sólida carrera en el cine, a menudo desempeñando roles autoritarios pero de poca importancia, en películas como One Five (1952), The Long Arm (1956) y The Cruel Sea (1953), donde interpreta al capitán George Erickson de la Corveta HMS Compas Rose, en uno de sus más importantes papeles, convirtiéndose así en estrella. Por esta misma época fue, junto con Vittorio de Sica, Dan Dailey y Richard Conte, una de las cuatro estrellas de las series de TV que produjo J. Arthur Rank. Alexander Korda aconseja a Jack que trabaje en el cine y le ofrece un contrato de 3 años. 

Irónicamente, Hawkins era liberal y hombre emotivo, en marcado contraste con su apariencia conservadora en la pantalla. Hacia finales de la década de 1950 Hawkins desempeña papeles de carácter, a menudo en películas épicas como The Bridge on the River Kwai (1957), Lawrence of Arabia (1962), en el papel del General Edmund Allenby, y Oh! What a Lovely War (1969). En El puente sobre el Río Kwai, Hawkins tuvo que convencer a su gran amigo Alec Guinness para que aceptara el papel del coronel Nicholson, rol que llevó a Guinness a ganar el Óscar al Mejor Actor. Algunas de sus interpretaciones más inusuales incluyen la de un faraón egipcio en Land of the Pharaohs (1955); Quintus Arrius, padre adoptivo de Ben-Hur en la película del mismo nombre (1959), papel por el que se le considera para el Premio de la Academia al Mejor Actor de Reparto, que finalmente ganó su compañero Hugh Griffith; Zulú (1964), donde hace el papel del reverendo fanático Otto Witt. Hawkins conoció a su primera esposa, Jessica Tandy, en la producción de Autumn Crocus y se casó con ella en 1932; tuvieron una hija y se divorciaron en 1942. Su segunda esposa fue Doreen Lawrence, a quien conoció durante la producción de Private Lives; este enlace duró de 1946 hasta 1973, año en que muere Hawkins. 

En 1966 se le diagnostica cáncer de garganta y se le tuvo que extirpar completamente la laringe; posteriormente sus interpretaciones fueron dobladas, con su aprobación, por el actor Charles Gray. La pérdida de la voz fue algo muy grave para él, pues su voz de barítono tenía un acento culto. En privado, hizo uso de una laringe artificial para hablar. Hawkins muere en Londres, en 1973, durante una operación para una laringe artificial. Tenía 62 años

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada