viernes, 12 de octubre de 2012

LEONARDO SIMONS


Actor, Presentador de televisión

Leonardo Simón Wowe (Buenos Aires, 1 de septiembre de 1947 – Buenos Aires, 15 de octubre de 19961 ) fue un actor y presentador de televisión argentino. Era hermano del ex juez Carlos Wowe. 

Leonardo Simón Wowe, tal su verdadero nombre, se recibió de locutor en el ISER (Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica) en 1968, y a partir de allí había forjado una sólida carrera profesional. Formado en el seno de una familia humilde, en el barrio porteño de Villa Crespo, Simons comenzó a trabajar como vendedor ambulante a los 11 años, y más tarde, dio rienda suelta a su vocación con la animación de bailes escolares, durante los fines de semana. Tras pasar por el colegio secundario Otto Krause, se inscribió simultáneamente en la Facultad de Ingeniería y en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER), lugar donde finalmente forjó su carrera. En 1968 y dos meses después de graduarse como locutor nacional, Simons comenzó su carrera televisiva con dos ciclos en Canal 13: La campana de cristal, junto a Nelly Raymond y Fernando Bravo, y La Feria de la Alegría, de la mano de Colomba y Guillermo Brizuela Méndez. Al poco tiempo, concretó su pase a Canal 9, donde se convirtió en un referente de la conducción de programas de entretenimientos, entre los que se destacaron Música en Libertad, Rumbo a la fama, Sábados de la bondad, Domingos para la juventud y Finalísima. 

Salvo una breve temporada en 1983 en ATC, realizando la conducción del programa ómnibus creado por el productor televisivo Roberto Fontana llamado Sábado de todos, el nombre del animador estuvo ligado durante más de 20 años al canal de Alejandro Romay, en donde permaneció hasta que en 1992 abandonó la conducción del ciclo Finalísima. Su retorno a la televisión se concretó en 1993, cuando firmó contrato con Telefé para conducir el ciclo Ta Te Show, que se emitía los sábados a las 20 horas. Además de su trabajo en la pantalla chica, el conductor producía programas de radio y televisión, a través de su propia agencia de publicidad, Prodiartel SA, desde cuyas oficinas decidió suicidarse el 15 de octubre de 1996. 

Se arrojó desde el piso 13 de un edificio de la avenida Córdoba, donde tenía sus oficinas · Dos secretarias llegaron a tomarlo de los pantalones para evitar la tragedia· Pero el animador se desabrochó el cinturón y cayó al vacío · Según sus amigos, estaba muy deprimido. Con tres cartas como despedida en uno de los bolsillos de su pantalón, el animador televisivo Leonardo Simons (49) se arrojó ayer al vacío desde una de las ventanas internas del edificio donde tenía su productora publicitaria, en la avenida Cordoba al 1300. Cayó desde el piso trece y murió en el acto frente a las miradas de espanto de sus dos empleadas que, segundos antes, habían intentado salvarlo tomándolo del pantalón y del cinturón. Ellas no sabían que el pantalón había dejado tres cartas: a un amigo, su hija menor y a su mujer. "Fue horrible, las dos mujeres gritaban y trataban de sujetarlo para que no cayera. Pero él se desabrochó el cinturón y se dejó caer", contó impresionada Ana, quien trabaja en el noveno piso del mismo edificio. Sin que nadie pudiera ayudarlo, Simons se sentó en el borde de la ventana, de espaldas al vacío y, sin decir nada, intentó tirarse. Después, solo pidió que no lo agarraran (se dirigía a sus dos secretarías que intentaron evitar la tragedia) y cayó por el hueco de aire y luz, aproximadamente 30 metros, hasta una reja de protección instalada en el techo de la planta baja. Once pisos más arriba, enganchados en un aire acondicionado, quedaron sus pantalones. Al revisarlos, la policía encontró tres cartas que fueron entregadas al juez de la causa, Eduardo Moumdjian. Presuntamente en ellas Simons habría explicado las razones de su suicidio. Leonardo Simons, cuyo verdadero nombre era Leonardo Simón Wowe, había llegado al edificio de Cordoba 1367 a las nueve de la mañana. Allí, en el piso 13, funciona la productora Prodiartel S.A., que él dirigía. De acuerdo con algunos vecinos del edificio que lo vieron entrar, "se lo notaba cabizbajo y reconcentrado". Además, se supo que estaba haciendo terapia. Dos horas después, los vecinos escucharon gritos y se asomaron a sus ventanas. "Estaba colgando con medio cuerpo afuera y forcejeaba con dos mujeres", contó el encargado del edificio lindero.  

Estuvo casado con Alicia Gorbato, con quien tuvo dos hijas (Vanesa y Bárbara) y otro hijo, y finalmente en pareja con Ruth Kisielmnicki.

No hay comentarios:

Publicar un comentario