domingo, 7 de octubre de 2012

JORGE BARREIRO


Jorge Barreiro (Buenos Aires; 14 de marzo de 1930 - 24 de marzo de 2009) fue un actor argentino de extensa trayectoria en teatro, cine y televisión. 

 Nacido en el barrio porteño de Parque Chacabuco el 14 de marzo de 1930 y de orígenes humildes, Jorge Barreiro demostró inclinación por la actuación desde muy corta edad. Realizó estudios con Juan Francisco Giacobbe y Hedy Crilla. Su debut teatral se produce en 1962 cuando debe reemplazar a Guillermo Hebling en la obra Las de Barranco, de Gregorio de Laferrère. Luego integra los elencos de Don Gil de las calzas verdes, obra de Tirso de Molina y La luz ajena, de Alberto de Zavalía. En 1963 hace su primera aparición en cine, en el film inédito Lucía, de Martín Clutet que le abriría camino a la televisión, a través de la guionista Nené Cascallar, quien en 1965 le posibilita un rápido ascenso al estrellato televisivo en Cuatro hombres para Eva, telenovela en la que interpreta ya un papel protagónico, junto a Rodolfo Bebán, José María Langlais y Eduardo Rudy y en El amor tiene cara de mujer. 

El éxito obtenido en la televisión fue determinante para que Jorge Barreiro encabezara elencos o cubriera papeles de relevancia en obras teatrales, como Las amorosas, de Barillet y Grédy (1965/1966); Los días felices, de André Puget (1967); Mi querida parentela, de Alan Ayckbourn (1968); El cumpleaños de la tortuga, de Garinei y Giovanini (1969); ¿Quién soy yo?, de Juan Ignacio Luca de Tena (1970); Los giles, de Alfonso Paso (1973), y, entre muchas otras, Ha llegado un inspector, de J. B. Priestley, representada en Buenos Aires y en Miami, en 1978. Paralelamente, el cine le dio muchas oportunidades entre las que se destacan Con gusto a rabia, de Fernando Ayala (1965); Castigo al traidor (1966) y Juan Manuel de Rosas (1972), ambas de Manuel Antín; Psexoanálisis, de Héctor Olivera (1968); Joven, viuda y estanciera, de Julio Saraceni (1970); José María y María José, de Rodolfo Costamagna (1973); Los gauchos judíos, de Juan José Jusid (1975) y varias como galán de Isabel Sarli y con dirección de Armando Bó: Furia infernal, Intimidades de una cualquiera, El sexo y el amor, El último amor en Tierra del Fuego, Una viuda descocada e Insaciable, films que debieron enfrentar censura por su temática erótica. 

 Hombre de carácter sanguíneo pese a su estampa caballeresca, Barreiro supo tener fuertes enfrentamientos con colegas, productores y periodistas, además de haber sufrido graves estados de depresión tras la muerte de su madre en la década del 70. En los últimos a�os su presencia era frecuente en los estrenos teatrales, donde sol�a acudir en compañía de grandes amigas amigas como la locutora Edith Boado, Libertad Leblanc, Diana Ingro y otras damas de la vieja guardia.  

En televisión, trabajó en las telenovelas Rebelde Way, Stefanía, Señorita Maestra, No es un juego vivir, Dos para una mentira, Amándote, Quiero morir mañana, Esos que dicen amarse y Zíngara. Falleció a los 78 años de un mal cardíaco que le venía haciendo la vida imposible desde hacía mucho tiempo. Fue inhumado el 25 de marzo de 2009 en el Cementerio Británico de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario